Los cuidadores de Terra Natura Benidorm rescatan a una cría de chital rechazada por su madre al nacer. El equipo de veterinarios y cuidadores del parque de naturaleza y animales Terra Natura Benidorm ha rescatado a una cría de chital (Axis axis), que había sido rechazada por su madre nada más nacer. El grupo de expertos ha activado el protocolo de alimentación manual para garantizar la supervivencia de esta cría, ya que si no fuera alimentada con biberón perecería.

Tras detectar que la cría estaba sola en la pradera asiática y ninguna hembra de la manada se hacía cargo de su alimentación y cuidados, los cuidadores del parque han tenido que intervenir e iniciar el proceso de alimentación mediante biberones de leche maternizada. En total, se le administran cinco biberones al día de 200 mililitros de leche.

Cuando alcance un mes de vida, se le empezará a ofrecer forraje y pienso específico para la fase de destete, de manera que se modificará gradualmente su dieta hasta pasar a una alimentación con productos sólidos. A partir de la sexta u octava semana de vida se le retirará la leche totalmente, centrando su dieta exclusivamente en materia vegetal, pienso y forraje.

Los cuidadores de Terra Natura Benidorm rescatan a una cría de chital rechazada por su madre al nacer

YouTube video

El rechazo de la cría por parte de la madre se puede deber a diferentes causas. Una de ellas, es que la madre sea primeriza y no sepa cómo actuar con la cría. En otras ocasiones, la madre puede estar demasiado débil y no se sienta con fuerzas para cuidar de su cría, o también puede deberse a que la cría nazca con algún problema o extrema debilidad, lo que hace que la madre la rechace instintivamente si considera que no tiene posibilidad de sobrevivir de forma natural.

La cría ha estado separada, hasta ahora, del resto del grupo de chitales en una sala de la clínica veterinaria de Terra Natura Benidorm, acondicionada y climatizada para que el pequeño chital disponga del máximo grado de bienestar. Cuando se traslade a su instalación, al principio permanecerá en el cobijo interior durante el día para que se acostumbre al olor de sus congéneres, y en un par de semanas pasará allí también la noche. Cuando se adapte a los olores del grupo de la especie será trasladado permanentemente con el resto de la manada.

En la actualidad, el parque cuenta con un grupo de chitales formado por 34 ejemplares. Los chitales se distribuyen en distintos grupos de manadas en función de la edad y del sexo. Por otro lado, esta especie se caracteriza por realizar diversas vocalizaciones, además del bramido típico de la época de celo que producen los machos. Tienen una especie de ladrido que se utiliza en situaciones de alarma o cuando perciben un elemento inusual en su entorno.

Los cuidadores de Terra Natura Benidorm rescatan a una cría de chital rechazada por su madre al nacer

Por Achus!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.